Visite nuestro patrocinador Tu diario. Libertad de expresion
Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•12 usuarios en línea • Lunes 27 de Enero de 2020

Crónicas del otro “Macondo” -Historias para ganarle al olvido-
“Amor en el aire”… cantaba la Durcal…

Cuentos y relatos globales. 12.01.20 
*En los ojos están todas las verdades que la boca no puede decir…
Escribe; Walter E. Pimienta Jiménez.- En aquella ocasión, un sábado del mes de mayo, viajé de Juan de Acosta a Barranquilla para ver, en el Teatro Colón, a la Durcal cantar “Amor en el aire”, la película de moda, la misma que llevaba el título de la canción éxito a sus 17, y cuando yo estaría de unos 15…En mis cuadernos navegaban las fotos afiches de la Durcal…Ella era la verdad de aquel momento…
La Durcal era para mí uno de esos amores imposibles por lo imposible…Solo era eso… un amor de libreta escolar donde escribía sus canciones…Con ella, con la Durcal, abrí el corazón al amor y aún no lo he cerrado… anda por ahí como que en un crucero por el Caribe…
Nunca conocí a la Durcal más que por fotos; fueron durante mucho tiempo mis compañeras de cuarto asesinando noches, concibiendo besos separados por la maldad de la vida…motivo pleno de un deseo, hora menor de la madruga para quedarme dormido concurrido por su cara de niña en el afiche de la pared…
La Durcal era para mí uno de esos amores imposibles por lo imposible. Ella sólo era un encuentro de la noche conmigo…algo lejano donde siempre me quedaba solo pensando en que también siempre, siempre, habrá mujeres que no nos serán…

En mis fantasías juveniles, la Durcal era para mí algo vedado…era eso: un amor en el aire hasta que empecé a usar mi primer pantaloncillos jocky y en su sustituto, la de las trenzas envueltas en medias veladas, apareció casta y pura…Pero la Durcal era la Durcal y por eso fui a verla en cine, en el asiento primero, donde compasiva, desde el telón, me vio y sentí su beso fácil de pared…Fue un beso concupiscente. Un beso mío y solo para mi… Lo sentí como un beso de novia de barrio, como un beso de novia escapada de la clase…Un beso compasivo, un beso de…”Amor en el aire”…Esa misma noche no dormí viviendo el sueño de que nada era verdad…

Era tal mi inefable ilusión por la Durcal que de joven, el primer trago de ron que me bebí con “el Viejo Rome” , me lo bebí brindado lejos por ella…y cuando aún no habían inventado el guayabo por amor…
En realidad, amé a la Durcal…era mi “Amor en el aire”…y el cine me la mostró en el mejor acto de amor de pared con un beso imposible de pared…Fue tan natural como la vida real…Aquel beso duró poco, tuvo la duración de lo que se permite en el cine, de modo que aún no se si la Durcal me beso o fui yo quien la beso…El caso fue que regresé al pueblo con los ojos enardecidos de amor y que esa noche no pegué el ojo de tanto “Amor en el aire”…

El teatro olía a chicle y a crespitas y en un vuelo encerrado, la voz de la Durcal cantando “Amor en el aire”, era mi droga personal, mi propio invento…es decir; mi “Amor en el aire”…una pregunta sin respuesta, un camino sin por dónde…La manija de mi corazón no jodaaaaa…

NOTA: Pulse y escuche la canción: https://youtu.be/qTDNU1LWqIo
Esta noticia ha recibido 1292 visitas y ha sido enviada 35 veces       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998