Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca• usuarios en línea • Miércoles 18 de Septiembre de 2019
Julio
Jose Maria Barrionuevo Gil. 20.07.19 
Ni Juan ni Juanillo, ni Julio ni Julián. Están los días sobrados y nos sobra calor hasta por las noches, en las que el Sol se nos oculta, pero sin dejar de molestarnos por los regalitos de estos días de Julio. Ni a Julio César le valió su “Tu quoque, fili mi”, ni a Julianillo Valcárcel el vivir en la Corte.
Ni el desasosiego de las calores, que nos aumentan la temperatura, ni la asombrosa y asombrada marcha política, nos deja encontrar una sombra con buena sombra. Es que hasta Julio se nos ha transformado en un impenitente dilema y los dilemas se reproducen como las ostras y nos muelen con una cantidad de perlas, dialécticas, sobre todo, políticas que nos quedamos a la intemperie de los mismísimos aires acondicionados.
Después nos dirán que podemos enfermar, pero no son nuestros aires los que nos enferman, sino las ventoleras de las rachas de los vientos de los ventoleras, que se crecen después de haberse colado por las rendijas de los medios y de los medioestorbos de comunicación, que nos comunican tanto y tan repetitivamente que ya nos estorban más que nos informan.
Estamos teniendo un mes de precipitaciones atmosféricas que arrasan con sus aguas turbias y traicioneras, por tierras de Tafalla y otros lugares, de precipitaciones exclusivas, y repetitivas a la vez, con los encierros de los precipitados toros de Pamplona, con precipitaciones políticas y reiterativas que no nos dejan aclararnos y nos embarran las mentes, porque los demás, para colmo, nos lo repiten hasta la saciedad, por si no nos hubiéramos enterado a la primera. La precipitaciones nos llueven ya sobre mojado, porque no le dedican tiempo a buscar soluciones, a ponerse de acuerdo, aunque no sepamos cómo marchan los acuerdos. Como chuzos de punta nos caen las intencionadas intentonas de simulados acuerdos, para que terminemos ahítos y nos quedemos dormidos y vayamos haciendo un hueco a nuestra endémica mala suerte. No se trata de que estemos enfermos, sino de que nos enferman todos los días. Además, nos inoculan los datos con anestesia, porque saben que nos va a doler menos, porque los días pasan y hasta nos pasan por encima, no en un encierro de minutos, sino en una encerrona que nos puede durar hasta unos legislativos años.
“En Julio es gran tabarra el canto de la cigarra”. Y nos siguen cantando, mientras que las hormigas ya no podemos enderezar la plana ni los caminos ni las manías de que nos tengan en vilo hasta no sabemos cuándo. Los poderes fácticos gastan poco tiempo en definirse y en volver a sus bien pagados negocios, y a ver cómo se portan una vez más estos chicos que siempre se han distinguido por concederles unos digno servicios, que les den tranquilidad unos cuantos años más.
Mientras en las derechas se mantienen y mantienen los nervios, ya que están aprovechando todo el tiempo mediante y mediático para hacerse cartel, para mostrarnos el palmito, para que nos mantengamos con sus dilaciones en una más favorable y, a la vez, engañosa esperanza, que la que podemos guardar con las dificultades que nos muestran las izquierdas. Pero podemos ver que ya está todo más que cocinado in pectore. Lo que pasa en verdad es que ni unos ni otros van a desaprovechar estas fechas que se les conceden legalmente. Nosotros no entendemos de política.
Visto lo visto, y oído lo infinitamente oído, se llegará al día de la primera votación, sin los deberes hechos, con la casa sin barrer y todos con estos pelos, con lo que llamamos el “peinado talco”, o sea, tal como nos hemos levantado. El hecho de levantarse no es sinónimo de levantar ningún país. Así, tras el discurso de Pedro, el día 23, Pablo podría decir: “Buenas noches. Hasta pasadomañana”.
Pensamos, por lo que ya se nos ha repetido hasta la saciedad, que, así, nos llegaremos a la primera votación del día 23, porque no queda otra, con la abstención de Unidas Podemos, (porque quien avisa es amigo y no traidor) y de quien pueda mantenerse en sus trece, ya que la lista más votada, como ya sabemos de sobra, se acerca, ahora, a la votación cabalgando a pelo, sin montura, es decir, sin apoyos que le hagan más tierna y suave la andadura y aventura de la investidura.
Visto lo visto, y oído lo penosamente oído, a Unidas Podemos no les va a quedar más que sin avisar, sin que se entere ni el Tato, presentarse, después, el día 25 y concederle el sí a Pedro Sánchez. Entonces se vería, en primer lugar, con qué apoyos efectivos cuenta el chaval, y, en segundo lugar, no concederle el apoyo a la legislatura ni darle un cheque en blanco. “En Julio, normal, seco todo el manantial”.
josemª
Esta noticia ha recibido 403 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998