Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca• usuarios en línea • Lunes 16 de Septiembre de 2019
Pablo Iglesias... ¡machista!
Rafael Morilla Rodríguez. 07.03.19 
"Nadie es tan esclavo como quien se cree libre sin serlo". Goethe
Una entrevistadora le preguntó en cierta ocasión a Malcolm X qué podían hacer las mujeres blancas para apoyar su lucha por los Derechos Civiles de los negros. De inmediato le espetó: "Nada", dejándole enmudecida grabadora en mano, mientras el inmortal genio afroamericano siguió su camino sin detenerse.
Al feminismo debiera ocurrirle similar aversión... ¿Los 'opresores patriarcales' haciendo de papis protectores desde sindicatos, redacciones de periódicos, oficinas de publicistas, platós, colegios, institutos, universidades, parroquias, emisoras radiofónicas, cuarteles, los despachos de los Ministerios o las Consejerías...? ¿Y a nadie le huele a cuerno quemado, almitas de cántaro?
La mujer de Bárcenas, la infanta del Urdanga o la opusina Ana Mato hasta donde conocemos gozaron de la vida 'hight level' que sus potentados mariditos les proporcionaron. Pero invariablemente si la procedencia de sus 'negocios' se investiga y dan con sus huesos en la trena a las doñas no les consta de donde llegaban los billetes a espuertas. 
Mutatis mutandis le sucede lo propio a Pablo Manuel Iglesias. Por su baja de paternidad, la dejación del liderazgo en su arrogante cónyuge, aunque ahora se maquille a lo Arrimadas y se postule de tapadillo a la secretaría general, parece que no cuaja en las encuestas. Se asemeja por su frialdad a Li, el holograma femenino del anuncio del coche que busca emociones en el mundo real, con impostadas sonrisas sin empatía. Encima fustigan al candidato Coletas por la tontería del 'vuELve'... con aires de superstar posando junto al Pozo del Tío Raimundo.

La invisibilización programada en los media de su partido tampoco ayuda a remontar a los futuros candidados funcionatas o interinos, en el afán de disfrutar las mieles de las excedencias. ¿Y qué es lo que hace el machote del Coletas, en vista del sombrío panorama, para librar a su compi Irene, la del 'jolín', del más que previsible revolcón el 28A en la Generales? Olé sus cataplines, viva la coherencia, ahí acude presto al rescate a llevarse las tortas... ¡acortará un mes el permiso y cambiará los muy dignos biberones y pañales por los estudios televisivos, los micros y los rotativos!

¿Qué busca el pseudofeminismo de las pijoburguesas como Irene Montero, Villacís la de la empresa pantalla por la jeta, Carmen Calvo o la Villalobos? No nos llamemos a engaño. En realidad su obsesión por el tan cacareado 'techo de cristal' consiste en que alcancen ciertas espabiladas mando en plaza por 'cuotas de género' donde no llega su talento o disponibilidad laboral. Observad como al mismo tiempo suele importarles un comino la no inclusividad de las mujeres racializadas, inmigrantes o subproletarizadas: para estas el sempiterno suelo irrompible de cemento armado. Las aportaciones críticas de las abogadas Yobana Carril en Youtube, o la gaditana Antonia Alba, a la que trató de humillar públicamente el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera, no tienen desperdicio.

¿Quién se beneficiaría entonces de esta deformación grotesca del legítimo y admirable feminismo igualitario, la cual está poniendo en peligro un Matriarcado mediterráneo de miles de años, y por ende nuestra Civilización? ¿Qué se pretende con esta inducida confrontación machista-hembrista ridícula y difundida ad nauseam? Demonizan al 'Hombre' como arquetipo para vendernos que la salvaje explotación de las mujeres representa un logro encomiable en vez de una calamidad. Un mar de viejas viudas medrosas, con propiedades y sin hijos, permitirá hacer el agosto a los tentáculos romanistas con hábito.

Los Estados en comandita con el Capital, y la bendición apostólica, utilizan el viejo divide y vencerás para solapar o laminar confrontaciones de clase, dejar a la mitad de la población anulada, frígida, impotente, enfrascada en disquisiciones diarias caseras (diríase que el matrimonio lo ha sido con un sindicato). El consumismo feroz dirigido primordialmente a las señoras les ha vuelto autistas. Observadles muy ufanas en supermercados o grandes almacenes: tantas miradas de besugo obnubiladas por el celofán y la musiquita de fondo... ¡tienen más vida las de los zombis del cine!

"¿Qué habéis hecho para que haya obreros votando a Vox?", le descerrajaron unos jóvenes trabajadores del madrileño barrio de Hortaleza a Errejón. Dejaron balbuciendo al verborreico parajesuita de la beata progre Carmena. No hay problema... se puede aclarar sin dificultad. Cuántos hay que llegan al que creen su hogar reventados tras una extenuante jornada, y se encuentran a su 'empoderada' pareja no sólo rezongando, sino animada por la teleingeniería social provocando al sufrido maromo diciéndole que no es su cocinera, que se caliente él la pizza y que esa noche no folla porque le mira mal... y cuidadito, que a la menor protesta al calabozo de cabeza, por la 'justicia penal de autor'.

Pues bien, todas estas mezquindades que podrían arreglarse con servicios populares de lavandería, guarderías o comedores - ya las precursoras Inessa Armand y la Kolontái apostaron por ello -, lo aprovechan no pocas 'listas', como la miserable oportunista Carmen Calvo, para hacer sentir culpable 'sólo' al hombre. ¿Y en Madrid habrá alienados masocas que voten a ese engendro político parafascista, repulsivo y cobarde? Si sus 'preocupaciones hembristas' les doliesen en realidad, ¿por qué no se montan un partido político sólo de mujeres, bisagra decisiva para poder formar cualquier gobierno? ¿O les va mejor con el postureo, y que los del machito del poder llenen el pesebre a su fiel infantería?

Lo que se está produciendo ya es el efecto buscado durante décadas con esta discriminación sexista - ¿'positiva'? - interminable. Un bumerán en forma de tsumani reaccionario nos aguarda, Sí, prepotentes 'capitanas Marvel' o 'wonderwomen' cañís, los infelices que han visto arruinada su vida, apartados de sus hijos, destruida su familia por el egoísmo o el 'desamor' con exageraciones, medias verdades o por el interés del botín 'de género' a costa del pringado de turno cosido a denuncias... el ingente cúmulo de damnificados que todas, todos y 'todes' conocemos, tienen madres, abuelas, hermanas, tías, hijas, amigas o nuevas compañeras, y seguidores de la cínica demagogia clerical-franquista de  Vox o sin ella, se disponen a pasar por encima vuestro cual apisonadora en efecto pendular. Así os apoyen los politicastros 'feministos' y toda esa patulea hipócrita patriarcalizada. Y creednos, no imagináis las ganas que tienen a todas esas vendidas a los cantos de sirena del neoliberalismo, con careta 'izquierdista' o 'democrático-liberal'.

No fue nadie precisamente sospechoso de 'derechismo' o de 'machismo' la que denunciaría la barbarie que nos espera a las puertas. Fue la primera mujer que ocupó una Cartera Ministerial en el E. Español, tercera en Europa: la gran pensadora libertaria Federica Montseny. Ahí os dejo sus palabras llenas de coraje y dignidad revolucionarios, las de una feminista igualitaria de verdad, muy distinta a las meretrices del abyecto supremacismo hembrista, a las que fustiga implacable: "¿Feminismo? ¡Jamás! ¡Humanismo siempre! Propagar un feminismo es fomentar un masculinismo, es crear una lucha inmoral y absurda entra los dos sexos, que ninguna ley natural toleraría".


Al-Hakam Morilla Rodríguez, Coordinador de Liberación Andaluza. Cuenta de twitter bloqueada por la censura: @lascultura. Nueva: @liberacionan
Esta noticia ha recibido 213 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998