Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•16 usuarios en línea • Jueves 17 de Enero de 2019
Carta a los magos de un yayo convaleciente
Juan Muñoz Heredia. 06.01.19 
Hoy 5 de enero, vísperas de la adoración de los Magos a aquel niño palestino que terminó crucificado, dicen que por anarquista y no-violento. He escrito Magos y no Reyes como se les conoce en España ya que este apelativo real fue un  invento que  data de la Edad Media pretendiendo justificar y ensalzar la dominación monárquica, sometiendo así a  los  pueblos ya que desde pequeños se acepta que los  reyes lo son  por la  gracia de Dios, como veis el poder nunca da puntada sin hilo. Decía que en esta fecha me invade  un  sentimiento mágico-infantil que me hace rememorar y recobrar la  ilusión por lograr lo deseado, por conseguir aquello que me falta y que anhelo con todo  mi ser y sin embargo no puedo alcanzar a pesar de poner  todo mi empeño en ello, solo un  golpe de  azar, una compensación del karma, que dirían mis  amigos budistas, me  llevaría a colmar mi deseo.
Hoy me  he puesto a escribir mi carta a los Magos  de Oriente y lo primero que se me  pasa por la cabeza es que bastante trabajo  tienen con llevar la  PAZ a sus países  de origen, para que encima lo  cargue con peticiones chorras. Así  que  le  he hecho una sola petición: SALUD, esta  que siempre se dice, sobre todo  cuando no  te ha tocado la  lotería y que  no  valoras hasta  que la  vida, que como sabemos está formada por cosas positivas y negativas, te repara la fatalidad de una enfermedad  a ti o a  una  persona que amas.

Y quiero explicar porque mi deseo es tan acuciante: resulta que yo nunca me he  tenido por una persona  envidiosa, es más, creo  que  siempre me he alegrado del bien  ajeno y ahora me sorprendo con  que padezco una  gran cantidad de ese defecto o pecado  capital , como decían  los curas que en mi infancia me introducían la doctrina. Lo confieso:  siento una  tremenda  envidia de  mis  compañeras Yayaflautas, la utilización  del  femenino  es en reconocimiento  de  la mayoría  de yayas  de Málaga y para darle un poco  por  saco a  los voxeros, mis compañeros yayos  comprenden lo que quiero decir y no  creo  que  ninguno  se sienta ninguneado.
 Siento una  gran envidia cuando veo en las redes  sociales que  se reúnen en Asamblea en  la  Nave todas las semanas y que  todos los  lunes por la  mañana  en la  Plaza de Félix  Sáenz se concentran  para seguir luchando  por las pensiones, no por las  nuestras, a la mayoría nos  queda apenas dos  telediarios, sino por las de sus  hij@s y niet@s.
 Ellos  con su  sacrificio están  realizando una  gran  labor pedagógica, están  enseñando  a  las  nuevas generaciones como se lucha de manera no-violenta para no  dejarnos robar nuestros derechos, esos  que durante toda  una vida de luchas y sacrificios consiguieron y que  poco a poco nos lo están  robando  los manijeros del poder.
Muchos al  pasar delante de su pancarta y verlos con sus chalecos piensan  que son unos viejos chochos que no tienen  nada que  hacer y así  ocupan  su  tiempo incordiando, otros los critican:  “porque que  van a conseguir los cuatros  gatas/os con la pancarta”. Y es que algunos lunes no se llegan a  reunir más de diez y es que desgraciadamente a  nuestras edades las enfermedades nos van produciendo constantes bajas: operaciones, malditos cánceres, artrosis, problemas cardiacos,…. Así que cuando veáis a esos diez debéis contar también  a los que las  enfermedades, las  cargas  familiares, los cuidados de enfermos, hijos y nietos,… no han podido asistir pero su corazón late en la misma sintonía que  los  presentes.
Los Yayos están  dando una lección  semanal a la ciudadanía de cómo se lucha, sin  protagonismos elitistas, sin egos políticos, sin jerarquía  ni partidismo. Y es que son de una  generación que nació luchando contra el miedo impuesto por el oscurantismo franquista, dieron la  cara y venciendo el miedo nos trajeron la  democracia, no la  que  le hubiera gustado, pero al menos abrieron las  ventanas del país  para que entrara el  aire purificador de la libertad, son los que prefieren morir luchando antes de hacerlo en la cama sometiéndose a las injusticias que las clases dominantes nos imponen; ellos no besan las botas que los pisan, levantan sus puños y enlazan sus brazos formando una muralla contra las que chocan los opresores.
El ejemplo de los Yayos quizás no sea recogido, como ellos quisieran por la generación de sus  hijas/os, el miedo al despido o la multa es semejante al miedo a los grises, pero estoy seguro que lo harán, como nosotros hicimos de nuestros abuelos, sus  nietas y nietos. Porque ellos sabrán que cuando salgan a la calle a luchar contra las injusticias y el poder lance contra ellos sus fuerzas de desorden, estos se encontraran con un muro formado por los cuerpos de los yayos enlazados codo con codo y tendrán  tiempo de salvarse del ataque porque los yayos no darán  nunca un paso a atrás.
Porque quiero seguir siendo un  elemento activo de los yayos, porque deseo estar codo con codo formando ese muro por eso  le pido a los Magos: SALUD y ya puesto a  pedir: REPUBLICA.

 Un Yayo convaleciente. 


 

Esta noticia ha recibido 232 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998