Visite nuestro patrocinador Tu diario. Libertad de expresion
Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•7 usuarios en línea • Miércoles 24 de Octubre de 2018
Día  escolar de la no  violencia y la paz (11)
Jose Maria Barrionuevo Gil. 14.04.18 
Muchas veces los concursos de traslados de los maestros entorpecen o al menos producen algún descoloque profesional y escolar. Sin embargo, si sabemos que somos conscientes de que se rompe con dinámicas educativas anteriores, también sabemos que sirven para construir dinámicas nuevas ya que la riqueza formativa depende del respeto a todas las didácticas y de la colaboración entre todos. No es la primera vez que el trasvase, tanto de novedades como de experiencias, aumenta el caudal de oportunidades para las maestras y los maestros, así como para los propios estudiantes. Siempre nos conviene que la comunidad escolar abra sus mentes y amplíe sus miras, así como que desarrolle su agudeza mental, pero que no se contamine de una cultura obtusa.
Hace más de veinticinco años nos contó un compañero que entró en un colegio para dar Lengua y Literatura en la Segunda Etapa o Ciclo Superior de la entonces E.G.B. Antes de que se hicieran los horarios le pidió al Jefe de Estudios que le juntara dos horas de clase una vez a la semana. Le explicó que le interesaba este horario, porque quería hacer trabajos en grupos, coloquios, cineforums... que precisan de más tiempo, ya que hay que mover mesas y sillas, para que, colocados en círculo, todos se pudieran ver las caras y poder atender mejor a quien estaba en posesión de la palabra, y también para que los contenidos no se quedaran mutilados por  el tiempo que concede una clase normal. Tuvo suerte poderlo hacer durante unos cuantos cursos, porque después esa dinámica ha quedado imposible con las nuevas normativas.
    El propósito era que el alumnado se fuera acostumbrando a hablar en público y a escuchar a los demás con tranquilidad, sin tener que responder a preguntas, más o menos establecidas, de una lección en concreto. Los temas de los coloquios eran totalmente libres y sin censura, ya que con estas edades se puede hablar de todo. Los titulares podían ser propuestos por grupos libres de compañeros, compañeras o mixtos, que se curraban un tema para compartirlo con los demás. Se expusieron temas tan diversos como Terrorismo, Ozono, Drogas, Racismo, Ovnis, Aborto, Espiritismo, Sexo, Cruz Roja, Paro, Machismo, Secuestros, Violaciones, Televisión, Vivienda... entre otros. El maestro también les había avisado para que nadie esperara de él la última palabra.
    En los cineforums, se pudieron comentar películas como “El maquinista de la General”, “Fahrenheit 451”, “Divinas palabras”,  “Adiós, Cordera”, “El Gran Dictador”, “La verdad sobre el caso Savolta”, “Esquilache”, “La escapada”... También algunos de los chicos trajeron películas, y, como siempre, se podía hablar sobre la temática, sobre el lenguaje cinematográfico...
    En los acostumbrados controles académicos, al final, se solía solicitar una redacción sobre un coloquio o una película. El alumnado sabía que todo el mundo era libre de tomar notas. Así también se acostumbraban a sacar apuntes en clase, aunque no fueran de las asignaturas que oficialmente se daban. De camino, así también se concedía la debida importancia a las opiniones ajenas, ya que tomar unas notas de lo que decían los demás no era solo un pequeño homenaje, sino también un reconocimiento de las opiniones ajenas sin necesidad de usar un ventilador ideológico.
    En cuanto a los trabajos por equipos, se podían realizar composiciones en grupos de dos, de tres... No faltaban las composiciones colectivas, tanto en prosa como en verso. En concreto, se hacían cuentos colectivos, poemas sobre la Paz, así como letras para el carnaval.
    En general, los chicos y chicas pudieron observar que tanto la temática como  el desarrollo y forma de sus  distintos textos, tenían mayoritariamente una atmósfera de cooperación, compromiso y conciliación, que distaba enormemente de toda la producción televisiva y mediática que a diario estamos constantemente recibiendo y que , en la mayoría de los casos, justifican la violencia.
    Podemos suponer que más de un chico o una chica de entonces, ya se habrá dado cuenta del talante de los debates y coloquios que aparecen en la tele, en los que se cotillea mucho y se dialoga poco. No obstante, como el poder de la maquinaria mediática y política tiene una influencia tan grande y nos jibariza tanto nuestras cabezas, es posible que la labor de aquellos años a favor de la convivencia, desde la propia experiencia, pueda ahora hacer aguas en muchas mentes que pudieron crecer al amparo de “aquellos azules” Días Escolares de la No Violencia y la Paz. (Continuará).

josemª   
Esta noticia ha recibido 406 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998