Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•11 usuarios en línea • Lunes 23 de Octubre de 2017
Amnistía Internacional y Samuel Aranda rodean el Congreso de fotografías de personas refugiadas
Amnistia Internacional. 26.09.17 
•    Bares, restaurantes, librerías, centros de arte, fundaciones e incluso paredes del barrio “acogerán” a quienes han huido de la guerra y la persecución para que las autoridades tengan que ver sus rostros de una vez
•    Hoy finaliza el plazo para el plan de reubicación y los países de la UE han cumplido menos de un tercio de sus promesas
•    España, con un 13,7% cumplido, es uno de los que se sitúa en peor posición
Madrid.- España solo ha cumplido con el 13,7% de sus compromisos de reubicación, una cifra ridícula por debajo del total alcanzado por la Unión Europea, que apenas ha llegado al tercio de lo establecido. Así lo indica Amnistía Internacional, cuando finaliza el plazo para el plan de reubicación que la Unión Europea firmó el 26 de septiembre de 2015. Para denunciar la falta de compromiso de las autoridades españolas con las personas refugiadas, la organización ha llevado a cabo una exposición con las fotografías de Samuel Aranda, World Press Photo 2012, y María Jou Sol, en los alrededores del Congreso, con la finalidad de mostrar los rostros de quienes huyen de la guerra y la persecución a las autoridades, que no parecen querer verlos.
“Como el Gobierno no ha cumplido sus compromisos y el plazo se acaba, como no han llegado las 17.337 personas refugiadas previstas antes del 26 de septiembre, como no las vemos ni las autoridades parecen verlas, vamos a enseñárselas”, ha asegurado Esteban Beltrán, director de AI España. Bares, restaurantes, librerías, centros de arte, fundaciones e incluso paredes del barrio “acogerán” entre el 26 de septiembre y el 5 de octubre a quienes han huido de la guerra y la persecución.
Samuel Aranda y María Jou Sol han recorrido la ruta que siguen las personas refugiadas fotografiando los rostros de hombres, mujeres, menores y familias que han tenido que soportar duras condiciones después de huir de otras aun peores. “Parece fácil imaginarse un campo de refugiados: lo hemos visto miles de veces en los medios de comunicación. También sabemos cómo se supone que tiene que ser una guerra y qué sucede allí. Hasta los más pequeños lo saben. Pero en realidad no tenemos ni idea”, asegura Samuel Aranda, fotoperiodista colaborador de varios medios entre ellos, el New York Times.
La exposición fotográfica se presenta mediante una ruta de 18 locales, entre ellos el Teatro Español y La Fábrica, que han puesto a disposición de la organización sus escaparates, vitrinas o paredes para colocar fotografías y siluetas de personas refugiadas y de sus condiciones de vida en los campos. La inauguración de esta exposición ha tenido lugar esta mañana en la Plaza de las Cortes, frente al Congreso de los Diputados, donde se han instalado dos de esas imágenes a tamaño natural.
“Queremos que las autoridades españolas se encuentren con esta realidad allá donde vayan. Es lamentable que la mayor parte de los países de la Unión Europea estén mirando hacia otro lado”, ha denunciado Esteban Beltrán.
Necesidad de un paso adelante
Los países europeos han incumplido rotundamente sus compromisos de reubicar a personas solicitantes de asilo desde Grecia e Italia. “Dos años después de acordar este plan, la mayoría de los Estados miembros de la UE les han fallado de forma fundamental a las personas refugiadas y solicitantes de asilo, eludiendo sus responsabilidades y dejando abandonadas en Italia y Grecia a miles de personas”, ha afirmado Iverna McGowan, directora de la oficina de Amnistía Internacional ante las Instituciones Europeas.
“No se trata de hablar de boca para afuera de hacer lo correcto para las personas refugiadas y solicitantes de asilo, sino de una obligación legal. Ahora los países de la UE deben dar un paso adelante y cumplir sus promesas o arriesgarse a ser llevados ante el Tribunal Europeo y a la posibilidad de enfrentarse a duras sanciones.”
Entre los peores infractores figuran Polonia y Hungría, que se han negado a aceptar a ni una sola persona solicitante de asilo de Italia y Grecia. Eslovaquia, que impugnó sin éxito el plan de reubicación ante el Tribunal Europeo, sólo ha aceptado a 16 de las 902 personas solicitantes de asilo que le fueron asignadas, y la República Checa a 12 de 2.691.
España ha cubierto sólo el 13,7% de su cuota; Bélgica, el 25,6%; Países Bajos, el 39,6% y Portugal, el 49,1%.
Malta es el único país de la UE que ha cubierto toda su cuota. Noruega y Liechtenstein entraron en el plan de forma voluntaria y ambos han cumplido sus compromisos de reubicar a 1.500 y 10 personas, respectivamente.
Cabe destacar que Finlandia ha acogido a 1.951 solicitantes de asilo (el 94% de su compromiso legal); por su parte, Irlanda ha recibido a 459 solicitantes de asilo (el 76,5% de su compromiso legal).
Amnistía Internacional pide a los gobiernos europeos que den un paso adelante en sus esfuerzos para cumplir las cuotas que se les asignaron en el plan de reubicación y que acepten a personas con necesidades de protección que están en Italia y Grecia por otros medios, como visados de trabajo y procedimientos rápidos de reagrupación familiar.
El plan de reubicación, acordado en septiembre de 2015, ofrecía a las personas solicitantes de asilo la oportunidad de reconstruir su vida en condiciones de seguridad tras sobrevivir a la guerra y la persecución y después, a peligrosas travesías para llegar a Europa. En Grecia, donde miles de solicitantes de asilo sin peticiones de reagrupación familiar están atrapados desde el cierre de la frontera entre Grecia y Macedonia en marzo de 2016, la reubicación es una de las pocas opciones formales de que dispone la mayoría de las personas para trasladarse sin riesgos a otros países europeos.
Las personas solicitantes de asilo que llegaron a las islas griegas tras la firma del acuerdo UE-Turquía el 20 de marzo de 2016 están ilegítimamente excluidas del plan de reubicación y muchas de ellas siguen atrapadas en las islas.
“Todas las personas que lleguen a Grecia e Italia antes de que se termine este plazo deben tener derecho a la reubicación. Además de permitir que continúen con su vida en condiciones de seguridad y dignidad, la reubicación de estas personas aliviaría la presión y mejoraría las condiciones de las islas griegas, que se han deteriorado con el aumento de llegadas durante los meses de verano”, ha añadido Iverna McGowan.
Una vez finalizado el plazo para que las personas solicitantes de asilo puedan acogerse al plan de reubicación, los gobiernos pueden, y deben, seguir reubicando a las que ya tienen derecho a ello, en consonancia con sus obligaciones.

Ana Gómez
Área de Medios de Comunicación
Amnistía Internacional España

Esta noticia ha recibido 94 visitas       Enviar esta noticia

Noticias relacionadas
Organizaciones denuncian el incumplimiento del Gobierno en la acogida de personas refugiadas




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998